miércoles, 28 de enero de 2009

Siguiendo sueños antes de morir.

De niño mi sueño siempre fue poder volar, estaba casi obsesionado con el rollo ese de la aviación y sus modelos. Mi papá me llevaba algunos libros con modelos de aviones, revistas y cuanto articulo relacionado con esa maña de pájaro. Creo que lo ultimo que mato el sueño fue la vez que nos pusimos con mi hermana a seguir los modelos del gran Leonardo Da Vinci, ( mate de risas). Nos armamos de materiales olvidados en el cuarto que se usaba como bodega para cosas obsoletas, objetos de temporada o simplemente olvidados. Paraguas, sombrillas, cáñamo y varillas de carpas de campaña nos ayudaron a completar el osado modelo. El modelo era sencillo y esos nudos que aprendimos en los “Scouts Grupo(¿?) “ nos servían como ataduras seguras. Armamos el modelo en un par de semanas y fue un secreto bien guardado por los dos compinches. El éxtasis del plan era poder volar del techo de nuestra casa al patio del vecino, dar una vuelta(en el aire) en U y regresar al mismo lugar de despegue ( ilusos –inocentes) así de fácil. Llego el día y temprano por la mañana subimos el modelo al techo, el viento soplaba muy suave y decidimos aplazarlo para ese mismo día por la tarde. Las condiciones se dieron ( era Noviembre bien recuerdo) y todo listo para el despegue, solo yo volaría, mi hermana permanecería en el techo para darme las indicaciones de aterrizaje. Así sucedió, el conteo llego empezando desde el 10… y despegando en cero, y caí al suelo de mi propia casa, enredado entre alambres y envuelto en tela impermeable. Allí acabo el sueño de volar, con contusiones ligeras, un hematoma en la cabeza y menos mal sin una sola fractura mas que la del sueño de volar.
(Un poco de crédito el niño tenia 6 años)
Ya probé el bungee y quede enviciado, este año tratare de saltar el puente mas alto de California en bungee y derrepente me animo con lo de saltar de un avión con paracaídas. Probablemente no sea volar pero la misión la voy a tomar mas en serio.
Claro que hay otros vuelos ( !tranquilos químicos!).

Espero les guste y los motive a alcanzar ese sueño o sueños que todos llevamos dentro.



Vive Feliz, deja lo material y recuerdate de ti.


El señor que da la platica lamentablemente ya falleció

@ Isra, thanks for the clip, it’s a great example to follow.

Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

domingo, 25 de enero de 2009

Poemilla para Heptagrama.




América es una hembra hermosa

pero difícil de cambiar
se opone siempre al cambio

le gusta sufrir, martirizarse

le gusta enamorarse de malos hombres

aquellos que abusan de ella

los que la tratan mallos que la insultan

los que la engañan

pero a ella le gusta sufrir

deja a sus buenos pretendientes

se pone difícil

con el que le ofrece cambio

con el que le promete respeto

con el valiente honesto

América es una hembra linda

de sensuales curvas

de linda voz

de inmensa belleza

América es linda pero difícil.



Concurso de Poesía de Heptagrama



Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

Capsulas sobre otras tierras.




El todo y el nada se esta quedando vacío, mientras sus habitantes, o se mueren o se largan.

Guarda el recuerdo en el estomago, para recordarte de la necesidad de comer.

Ayer, volví allá, pero mi cuerpo se quedo acá. Hoy no se donde amanecí.

Desfiguro mis recuerdos, para olvidar lo que amo, desfiguro mi país, para construir uno nuevo, así talvez me den ganas de volverlo amar.

Tengo el deseo de volverte amar, de besar tu tierra, de respirar tus aires, de abrazarte, cierro los ojos y no apareces, solo aparece el sonido perdido de un amanecer pacifico.

Me devolviste la vida el día que me botaste, también me diste un equipaje que nunca voy a poder desempacar.

Las lenguas se mezclan en mi cabeza; la mía, la natural, desaparece mientras se enreda en otras, igual de útiles pero con poca gracia y con mínima belleza.




Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

sábado, 24 de enero de 2009

Desventura


Las cosas cambian, yo cambio y el mundo se enreda (embarra) en las mismas mierdas, en el mismo “cambio” en eso perenne que anuncia un nuevo amanecer, al fin el sol vuelve a salir y es igual que ayer. Las cosas cambian pero tienen los mismos usos, los mismos problemas y las mismas felicidades. Ayer compraste una hora de felicidad, con la familia, con un amigo, con un cachorro o con una puta, sin mas vacilar que sacarte una sonrisa o un traumita clavado en el alma. Ayer y hoy son iguales, mañana, crees, piensas y tienes la esperanza de que será distinto, que caerá Dios del cielo y celebrara contigo la solución a tu problema o tus problemas, tienes miedo de sufrir, de causarte mas daño y en este momento deseas pero te conformas con la misma mierda. Te conformas con lo mismo con la religión del consumismo o el consumismo religión, con enamorarte aunque sea a la fuerza con esa otra alma , tu alma gemela que igual que vos sufre y padece agonía ya innata, ya común en esta era y en la anterior. Ahora nos damos cuenta que al mirarnos al espejo, nuestra piel se pone gruesa y las canas inundan la cabeza, que las arrugas abren brecha y que los dientes se amarillentan, así es cambiaste igual que yo, igual que tu mamá igual que tu papá o tus abuelos a la buena fortuna. El aire sigue igual, el sol igual y el agua sigue mojando igual que el amor, igual que las lágrimas que acarrea el mismo bicho que nos hace multiplicarnos. La muerte igual, esa dama sigue igual, no envejece, no cambia, tratamos de cambiarla como nosotros pretendemos cambiar pero nada, todo igual todo termina volviéndose polvo, todo recuerdo y talvez hasta olvido, así como esta nota que seguramente quedara olvidada por intrascendente, por mi nula fama, por ser tan poco común o por las incoherencias de la misma. Desventura.


Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

martes, 20 de enero de 2009

Llegó San Obama


Por: Gabriel Lerner
Como si fuese Mesías: La expectativa es que Obama salve al sueño americano. Pero éste ya no existe, y quizás nunca existió.
Me entero que alguien encontró un perfil de Obama en una tostada. Otro, en la corteza de un árbol o en una servilleta.
Me dice mi hijo menor Jeremy que Peter Parker se encontró con él y que así se publicó en el nuevo Comic Book de Spiderman, que aparece todos los miércoles.
Es que se vino San Obama, o el Rey Obama I, el salvador, el San Perón de los gringos, el Magic Negro para racistas y chistosos, aquel que va a redimir a Estados Unidos de ocho años de ignominiosa rapiña, del gobierno más inepto en su historia, de quien representó unicamente a un grupo reducido de extremistas, fanáticos y banqueros. El y sólo él salvará las finanzas del país, la industria del automóvil, los empleos burocráticos, un ejército que agoniza en la sangre de su propio estiércol, un imperio cegado por su propia avaricia y la renuncia a todo resquicio de humanidad y respeto por la vida humana.
Y en Los Angeles y con los latinos, el santo Obama legalizará a todos los inmigrantes ilegales, repartirá empleos y prebendas, anulará de un solo manotazo años de homicidios, drogas y desesperación en el barrio.
O al menos así lo creen.
¿Quienes?
En las laderas montañosas de San Bernardino y las calles y casas todas iguales del Este de Los Angeles, o de South Gate, Bell Gardens y Lynwood, sobre las antiguas mansiones hoy decrépitas de Mid Wilshire y pasando los muros cubiertos de grafitos en South Central. Hasta en Brentwood y San Marino. Es decir: los que viven en los suburbios, los latinos de primera y segunda generación, los negros, los blancos…
Nos dicen que la gente que no pudo pagar las hipotecas de sus casas porque los pagos saltaron al doble o se quedaron sin trabajo o las dos cosas juntas se aferran a las paredes negándose al foreclosure, a que se las embargue el banco, porque esperan que al día siguiente de la investidura de Barack Obama como nuevo presidente de Estados Unidos un decreto imperial llegue de Washington y les devuelva las casas inpagas y los trabajos perdidos y la tranquilidad de antes. Que California verá su déficit de 42,000,000,000 dólares esfumado.
Y también dicen que él hará que los préstamos de los automóviles florezcan nuevamente para que los del pueblo los compren a sesenta meses, y que fluya nuevamente la sangre por el cuerpo del Sueño Americano.
Y que, nos dicen desaparecerán de la noche a la mañana las redadas migratorias y ya no vendrán uniformados en el amparo de la oscuridad a despertarlos con sus hijos para encerrarlos camino a la deportación hacia de donde vinieron. Que liberará a los cautivos y curará a los enfermos y hará que las bestias del campo hablen y los enemigos se reconcilien…


Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

lunes, 19 de enero de 2009

Discurso de toma de posesión,versión "I had a dump."


Discurso de toma de posesión:

Ciudadanos americanos, congresistas, retahíla de embajadores , América y el mundo.
Aquí estoy, Debo de agradecer a Dios, a la suerte, a todos ustedes por querer un cambio y claro a Hillary(buena onda blondy) por ese último empujoncito.
He llegado a este puesto, claro esta por mi “pegue” y por la suerte bendita( que bueno que se retiro ese senador y de allí yo…) También si de agradecer se trata voy a agradecerle al animal orejudo, (que no es ni burro ni conejo) exacto George W. Bush por su ayuda incondicional y por su esfuerzo muy personal en hacer el gobierno mas mierda de la historia de este todo poderoso país, su esfuerzo en hacer tanta mulada obligo a la población a votar por mi y claro por mi grupo de demócratas. También quiero agradecer a mi esposa, por su apoyo incondicional y por no hablar mucho (que se le sale el HOOD y ya la empezaba a regar).
Recibo este país, mi país, con una sonrisa, con mucha esperanza, con sueños y realidades, lo recibo sabiendo que la situación esta cuesta arriba. Confío en mi gabinete, en las personas que me asesoran en lo que sé y en este sistema en el que hemos triunfado por tanto tiempo.
Del futuro quiero hablarles, del siguiente día, de los siguientes meses y de los años por venir. Mañana probablemente se hablara de mi color( como si ser negro o amarillo, verde o rojo sea un obstaculo” un handicap”) en los periódicos, de mi herencia genética y de la conquista del poder por alguien que no es del típico look “ White House” que todos conocemos.( yo no soy negro, soy irlandés, lo dijo el Times, El New York Times) Y claro que esto es un logro, claro que lo es, ¿Cuando mis amigos “red necks” si imaginarían que un afro- americano seria presidente? Cuando se le hubiera ocurrido a esos radicales de Tennesse que un “ brother” llegara a ser el mas poderoso”. Allí dejo este asunto del color porque mi interés sobre cualquier otro es la economía.
Esa misma economía que tiene a los estadounidenses abandonando casas, negándose lujitos como vacaciones o cambiar el carro, esa misma economía que cierra negocios negando empleos a tanto ser honesto. Esa es mi prioridad, esa será la prioridad de mi gobierno.
El sueño americano esta cayendo en estado de coma y urge darle auxilio. Para eso el plan economico se empezara a ejecutar tan pronto como hoy, tan pronto como termine este festejo (despilfarro para ser precisos, 136 millones? WTF) .
Vamos a volver a ser la potencia mundial de hace algunas década, vamos a gobernar el mundo, a regir por donde se nos de la gana.
Para América latina también le tengo un mensaje muy especial, algunos ya lo habrán deducido (porque he dado claves) acerca de mis políticas para esta región; esto es simple, si se portan bien, les va a ir bien ( I promise!). También allí hay fuerzas del mal que quieren apoderarse de sus propias tierras, allí si lo siento mucho pero América Latina es solamente de Los Estados Unidos. ( se recuerdan de la zanahoria o el garrote-algo por así) Lo único que me inquieta es saber si "the core power" me va a dejar gobernar. ?Qué mas querrán ya les dí todo? Hasta mi alma.
Empiezo hoy un nuevo gobierno, un nuevo ciclo, una nueva historia, la cual a mi criterio será mejor que el anterior gobierno (porque la cinta quedo muy baja y cualquier cosa será mejor). Gracias y un abrazo a cada uno de ustedes, yo represento el cambio y ustedes la esperanza.

@ Tengo miedo.

Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

domingo, 18 de enero de 2009

jueves, 15 de enero de 2009

How do you live your dash?




Living the dash

How do you live your dash?

I read of a man who stood to speak at the funeral of a friend.
He referred to the dates on her tombstone from the beginning to the end.
He noted that first came her date of birth and spoke the following date with tears,
But he said what mattered most of all was the dash between those years.

For the dash represents all the time that she spend alive on earth… and now only those who loved her know what that little line is worth.
For it matters not, how much we own; cars…the house(es)… the cash, what matters is how we live and love and how we spend our dash.

So think about this long and hard… are there things you’d like to change?
For you never know how much time is left that can still be rearranged.
If we could just slow down enough to consider what’s true and real, and always try to understand the way other people feel.

And be less quick to anger, and show appreciation more, and love the people in our lives like we’ve never loved before.
If we treat each other with respect , and more often wear a smile.
Remembering that this special dash might only last a little while.
So, when your eulogy’s being read with your life’s actions to rehash…
Would you be proud of the things the say about how you spent your dash?

P.S. How’s your dash? I promise to work on mines.




@ You were a good friend Clive, hope your having fun playing with clouds and laughing about naked peoples miseries.




Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

sábado, 10 de enero de 2009

Mi nariz te tiene guardada.



yo se
que pasaran años, muchos, quizás
hasta que mi cuerpo te olvide
la nariz te tiene guardada
la boca no te olvida
y el resto de piel, quedo reseca por la falta de tu frescura
yo se, y muy bien
que pasaran mas de dos vidas
hasta que mi espíritu te olvide
porque siento ese levitar espontáneo al solo oír tu nombre
porque la santidad de la iglesia no me cala
y porque la naturaleza se asemeja a ti, perfecta para mi
yo se que estoy loco de amor
loco de nostalgia, un demente sin medicamento
una roca sin peso, una gloria sin logro
yo lo se muy bien
que por allí viviré enraizado en tu genética
que volare como estrella fugaz por tu cielo
que será breve el recuerdo
yo se que vendrás en
una oración ligera hacia mi
o talvez una maldición espontánea
o ambas a la vez
pasaran muchos eventos, muchos polvos, muchas lunas y muchos soles necios
pasara lo mismo de todos lo días, y los mismos y alguno que otro diferente,
pasaran lo se,
pero tu no pasaras , porque quedaste por aquí en mis pasos, en mis sueños, en mis pesadillas, en mis rodillas, en mi pecho, en mi cuello, en mi nariz, en mis ojos y en todo eso que en este mundo me acompaña.


@ ojo que no soy poeta/ solo feeling hoy.

Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

martes, 6 de enero de 2009

Magalath,Galgalath y Serakin. Los tres reyes magos.


Llegaron hablando raro, con modismos diversos toscos y crudos. Llegaron vestidos de arcoiris , con tocados extraños turbantes y cabellos hermosos.Su presencia se sentía ya antes de entrar, sus aromas se mezclaban, nunca sin desencanto; el cardamomo, la canela y tantos otros que solo agradaban a la multitud que impresionados por la novedad los miraban atónitos. Buscaban a un niño , y lo describieron con mas luz que el sol y la luna. Descansaron ellos y sus bestias en la laguneta central de aquel poblado llamado Belén , se lavaron sus caras y dejaron de ser iguales, uno negro y dos cobrizos con rostros de cerámica de una sola expresión, sin arrugas ni cicatrices con miradas sinceras y barbas trenzadas. Altos y fornidos, bien comidos simplemente distintos.Sandalias de cuero fino, curado con excelsitud de Reyes, con gemas y rubíes , turquesas y ópalos. Un exceso con peso que vestían con comodidad.Cargaban cada uno una caja de distinto tamaño pero sin exceder las dimensiones de un brazo, las cajas estaban cubiertas con un manto blanco, limpio y con dobleces solemnes que les dejaban caer un aire de misterioso y secreto.Trataban de comunicarse con los aldeanos de la forma mas primitiva; las diferencias del lenguaje y su extraña fonética confundían el mensaje. La tarde empezaba a caer y el desespero se empezaba a volver angustia. Decidieron levantar el descanso y seguir con su camino, el cual nuevamente fue marcado por esa estrella que venían siguiendo y la que con el caer del atardecer y la noche se volvía mas intensa y besaba ya un cerro no muy alto, con mas roca que vegetación y en la que generalmente pernoctaban pastores rezagados. Caminaron con convicción y buscaron por cada una de las cuevas que encontraron iluminadas. Y solo en una encontraron vida, verdadera vida. En ella reinaba la paz y la quietud, la armonía de la poca y raquítica luz daba aires de iglesia a esa cuevilla. Vieron a quienes tenían que ver y se arrodillaron agradecieron a la estrella que los había guiado tan efectivamente y dejaron caer sus cofres los cuales abrieron uno por uno, oro, incienso y mirra presentes para el niño, el niño que había nacido en Belén. Misión cumplida cantaron los ángeles y Magalath, Galgalath y Serakin se levantaron bajaron el cerro, se despidieron y se subieron a sus bestias extrañas y luego se perdieron en la aridez de tiempo quedando solo en el recuerdo de esos habitantes que nunca los entendieron.Magalath, Galgalath y Serakin. Los tres reyes magos.


@

Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

lunes, 5 de enero de 2009

The Ting Tings musical response.

Listen, enjoy and get hook up with The Ting Tings.


That's not my name!



Shut up and let me go!


Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

domingo, 4 de enero de 2009

Carrera perversa


Cuando las mañanas amanecen como hoy con frío y algo de neblina viene a mi mente una de esas aventuras que solo pueden ser grabadas en los recuerdos.
Era el año 2003 cuando con un grupo de amigos ciclistas de Bicimanía nos dispusimos a subir el Volcán de Agua de la manera mas divertida que se nos antojo, subir en bicicleta.
Nos juntamos un grupo como de 45 a 60 atrevidos ciclistas en un pueblo a las faldas del volcán y al punto de las 10:00 de la mañana comenzó una aventura mas de aquellas que atesora el recuerdo.
El recorrido atravesaba el cementerio de la localidad y al salir nos fuimos metiendo por veredas y senderos mas pequeños cada vez.
Llevaba a dos de mis amigos a la par y platicábamos sin mayor esfuerzo, en mi cabeza pensaba que era mas seguro permanecer con ellos y además era mas divertido.
Adelante de mi iban dos salvadoreños muy campechanos y llevándoselas de pilas.
Mantuve el mismo ritmo casi todo el recorrido antes de llegar a la salida del cementerio, luego el grupo se empezó a romper , los senderos solo dejaban avanzar una bicicleta al mismo tiempo y eso ayudo a la separación.
Llevaba dos “pachas” de agua con azúcar , dos “Gatorades” diluidos en la mochila, nueces, mentol, aspirinas, curitas, un pants y una chumpa impermeable en la mochila. La travesía era perversa, el solo hecho de subir el volcán ya era un reto y hacerlo en bicicleta era un agregado interesante.
Al salir de las faldas del volcán y de la parte poblada empezó el verdadero reto, la temperatura bajaba y por algunos momentos llovía. Los calambres hicieron que algunos se bajaran de las bicicletas y caminaran, allí fue donde deje a mis amigos y seguí escalando a buen ritmo. Adelante mío iban los de la elite nacional, un campeón centroamericano y un par de locos en motos tipo “trial”.
Ya llevaba mas de dos horas de pedaleo lento cuando sentí un leve calambre en mi muslo derecho, me baje de la bicicleta me hidrate, y me hice un suave masaje, tome un par de aspirinas y me comí unas nueces, luego a seguir.
Para los que conocen el camino de subida al volcán, talvez se recuerden de un área estrecha por la cual solo una persona puede pasar y con mucho cuidado de no caer por la dificultad que da la piedra suelta. Fue allí donde pase con mucho cuidado y también fue allí donde muchos decidieron dar la vuelta y regresar a la comunidad de donde partimos. Al salir de ese tramo, solo quedaba la verticalidad final, tal vez de un par de kilómetros la cual subí a muy buen ritmo hasta talvez los últimos doscientos metros los cuales los hice caminando acompañando a Lucia
( apodo que tenia mi Trek) al llegar a la cima, entre tanta roca y basura suelta(que mala onda que los que llegan a la cima dejen tanta basura) solo permanecí unos diez minutos, tiempo suficiente para la foto, apreciar el paisaje, quejarme del frío y cambiarme de ropa la cual a esas alturas estaba empapada de sudor y lluvia. Lindo realmente estar allá arriba y sentirse tan solo.( porque en serio que estaba solo) Luego el descenso que debo de decir que ha sido uno de los mejores que he tenido, la dificultad es grande debido a la arena, roca suelta y lodo que hace tan complicado no caerse, Yo estrellé el casco y mi persona un par de veces. Al llegar al pueblo me encuentro con que mis amigos estaban ya cambiados e hidratándose con cerveza con los hermanos salvadoreños, se reían de mi estado ( imagínense al chato de Cristian con lodo en la cara y cabeza, mojado y pálido de mil sustos) les pregunte que paso y por que no los ví en el resto de la travesía y los muy descarados amigos míos me respondieron con la frase :”Es qué nos cansamos y mejor nos regresamos” Así termino la aventura, por mi parte no me hidrate con cerveza pero si con un atolín de elote y unos “chuchitos”. Se me olvidaba , solo 5 llegaron a la cima ese día.


Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

sábado, 3 de enero de 2009

Las noticias nos cayeron pesadas.

Hoy maté una hada, volaba y me secreteaba cosas extrañas,
soñaba y creía que la gloria era de ella.
Tonta hada de alitas rebeldes.
Todo sucedió muy de mañana, mientras tomaba el desayuno y leía el matutino. La muy aprovechada entró al yo abrir las ventanas de la cocina, vestía unas mallas lila y una blusita verde,una faldita azul y un sombrerito blanco.
Entre el zumo de naranja y las tostadas de canela zigzagueaba por mi atención, la cual aunque la advertí no se la dí. Secreteaba hechizos menores, una canción rosada y un poema muy verde. Mientras ella tomaba descanso sentada en la azucarera, en un segundo, deje de comer y leer y la sopapeé con el periódico hasta causarle realidad.
Luego de eso se me fue el hambre.
Las noticias nos cayeron pesadas.


@ fotografía por una amiga fotografa, (by the way, a good one)


Si quieren ver mas les dejo el link:Carla Frances su nombre.


Cristian Mejía en el siglo del terror
Imprimir