viernes, 6 de marzo de 2009

virus chapin


hoy sin mayúsculas, sin altas aspiraciones, sin tratar de tocar el cielo por una centésima de segundo, hoy solo estoy triste, este país se cae y lo miramos morir con el estrés en los músculos, con las lágrimas en los ojos y sin esperanza en los bolsillos igual no hay nada ni plata para algunos ni sueños posibles ni nada mas que la misma mierda en la que vivimos y en la que miserablemente se crían nuestras nuevas generaciones. pienso en esta sociedad que sentadita la aniquilan todos. también pienso en los poetas que con el divino don de las letras escriben algo mas vago, mas simple, menos relevante que el poder defender su dignidad de ciudadanos. Pienso en el anciano que arrastra su peso en años esperando morir mas que vivir otro día o talvez algunas horas, ya no se siente bien vivir, no aquí en esta guatemala. y queda algo por allí, la belleza del país, lo natural lo que inspira a los poetas de pueblo (escritorzuelos-dijo otro por allí) la calidad del clima, toda esa madre de dones que ya no comento por estar palpables con cada amanecer. insisto que la malasangre es otra, la mala época que nos toco, la crisis dijo la mencha, los políticos que viven igual que los narcos, pasándose sobre todos, haciendo mierda todo, pisando a la sociedad y robándoles a todos, a todos. la culpa no es de este presidente, ni del pasado ni del anterior, la culpa es del guatemalteco, que tiene poca visión, que tiene sus traumitas represivos, sus manías de inferioridad y ese que se cree rico cuando es pobre o europeo cuando es ladino o maya cuando ya dejo de serlo por el simple hecho de nacer en guatemala y ser ahora guatemalteco. la culpa es de este divisionismo rebelde e insoportable que nos fractura como a un espejo limpio que boto una cortesana europea. Nadie se quiere, nadie se aprecia, todos velan al muerto para apropiarse del traje, del caite o talvez de la mujer, propiedad ajena que da pena. ultrajados vivimos, esperamos la bala desde el cielo y aun miramos al sol, igual cuando la caja baje por la misma fosa donde todos descansaremos seguiremos buscando al sol con los ojos cerrados como caminamos hoy.


Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

2 comentarios:

Denise Phé-Funchal dijo...

Tenés toda la razón... este pueblo está lleno de espejismos, de ilusiones, de telas de araña que no permiten ver la realidad ¿despertaremos algún día? Un abrazo.

Cristianmejía dijo...

Denise:el día llegará pero no en esta generación nosotros somos muy apaticos/sumisos lindos gaticos. Abrazo fuerte :0)