sábado, 24 de enero de 2009

Desventura


Las cosas cambian, yo cambio y el mundo se enreda (embarra) en las mismas mierdas, en el mismo “cambio” en eso perenne que anuncia un nuevo amanecer, al fin el sol vuelve a salir y es igual que ayer. Las cosas cambian pero tienen los mismos usos, los mismos problemas y las mismas felicidades. Ayer compraste una hora de felicidad, con la familia, con un amigo, con un cachorro o con una puta, sin mas vacilar que sacarte una sonrisa o un traumita clavado en el alma. Ayer y hoy son iguales, mañana, crees, piensas y tienes la esperanza de que será distinto, que caerá Dios del cielo y celebrara contigo la solución a tu problema o tus problemas, tienes miedo de sufrir, de causarte mas daño y en este momento deseas pero te conformas con la misma mierda. Te conformas con lo mismo con la religión del consumismo o el consumismo religión, con enamorarte aunque sea a la fuerza con esa otra alma , tu alma gemela que igual que vos sufre y padece agonía ya innata, ya común en esta era y en la anterior. Ahora nos damos cuenta que al mirarnos al espejo, nuestra piel se pone gruesa y las canas inundan la cabeza, que las arrugas abren brecha y que los dientes se amarillentan, así es cambiaste igual que yo, igual que tu mamá igual que tu papá o tus abuelos a la buena fortuna. El aire sigue igual, el sol igual y el agua sigue mojando igual que el amor, igual que las lágrimas que acarrea el mismo bicho que nos hace multiplicarnos. La muerte igual, esa dama sigue igual, no envejece, no cambia, tratamos de cambiarla como nosotros pretendemos cambiar pero nada, todo igual todo termina volviéndose polvo, todo recuerdo y talvez hasta olvido, así como esta nota que seguramente quedara olvidada por intrascendente, por mi nula fama, por ser tan poco común o por las incoherencias de la misma. Desventura.


Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

3 comentarios:

Becca dijo...

Pues por mi no quedará del todo olvidada, me gusto mucho...

el Kontra dijo...

Muy bueno master, ese "cambio" falso que solo es una fachada del status quo y todos seguimos siendo borregos. Cómo es que no nos damos cuenta. Buen cambio de look. Nos seguimos leyendo, saludos.

Cristianmejia.com dijo...

Becca: Gracias por pasar por esta tu casa, gracias por recordar "aunquesea" una frase.

Kontra: Tan falso como este falso maquillaje que le puse al blog y si te doy toda la razón seguimos siendo borregos, algunos mas rebeldes otros mas mansos. Saludos.