miércoles, 8 de octubre de 2008

"Si quieres hacer reir a dios, planifica"


Amanecí con un dolor de garganta terrible, me bañe y corrí al trabajo. Media jornada aguante y luego me excuse de los jefes y me regrese a tirarme a la cama. Sudaba profuso. Y un par de pesadillas me hicieron mudarme de la cama al sillón y de este a la silla de oficina del estudio. Me puse a tirarle bendiciones a una de las monjas que trabaja en el hospital y que ayer me pregunto con una sonrisa en la cara: “Cristian usted casi no se enferma”. Resolví el misterio.Ella me tiro la sal y yo no encontré madera para tocar.
Me pone enojado eso de enfermarme y la siempre presente queja de mi parte. Al parecer quejarse te da cierto confort y ayuda a compartir la miserable situación que por 48 ó mas horas vivirás.
Trate de seguir , con mi instinto investigativo, la raíz del mal que me aqueja para tratar de evitarlo en el futuro. Por allí salieron un par de momentos en los que estuve en contacto con alguna persona que probablemente tenia el virus.
La gripe y los resfriados son ligeros males que cumplen con su propósito de jalarnos las orejas con respecto al cuidado de nuestra salud. Ahora mismo sigo sudando y el dolor de cabeza me hace golpeármela. Los medicamentos ya llegaron y veo el futuro mejor, los colores de las pastillitas me hacen pensar en que al final de este ligero sufrimiento hay un arcoiris de salud.
Mañana estoy seguro de volver al trabajo, independientemente del estado en que amanezca.
“Si quieres hacer reír a dios, planifica” Salú!




Cristian Mejía en el siglo del terror:
Imprimir

2 comentarios:

Abril dijo...

Salud! que siga mejor.

Cristian Mejía dijo...

Gracias Abril me faltan 24 horas de tortura natural. Salú!