viernes, 30 de mayo de 2008

tus caprichos...





Las estupideces, tus estupideces no las voy a combatir con listeza, las voy a combatir con otra gran estupidez que sincera y alegre nace del corazón.

Porque solo a ti te dejo pasar, lo que te dejo pasar, porque solo a ti te dejo subir sin escalera, levitando en sandeces, en disparates.

Insisto que no hay razón para no dejarte ser feliz, para no ver el arcoiris que tu sonrisa desprende, inconsciente, natural. Así es, nada artificial tu manera, bobeta.

Y se siente bien hacerte feliz , con tan solo apagar mis orejas y anular mi absurda razón con el rosado ungüento de amor.




5 comentarios:

The Black Wizard dijo...

puchica maestro este está buenisimo, cuando el anhelo es hacer felíz a alguien uno comete unas muladas...

Cristian Mejia dijo...

La semana pasada sali con una boba, bonita pero lela. y ni modo lo que uno tiene que aguantar. Lo escribo porque ni modo no creo que lea. jajajaja!

Quimera dijo...

A veces es dificil dejar a otros ser felices a pesar nuestro, pero es una forma genuina de amar!!!

Chris Warfield dijo...

pero a veces no queda de otra vos... ademas, entra todo el rollo tumedasyotedoy.
saludos

Cristian Mejia dijo...

jajaja!! si eso esta implicito en el sacrificio, te digo estaba guapa.