jueves, 3 de abril de 2008

Una nota triste, como puedo olvidar...




Hoy leí 3 periódicos de Guatemala y otros 3 de Latinoamérica, agache la cabeza y trate de olvidar y no pude. No pude.
Muertes, muertes, pobreza y mas pobreza. Donde dejar la corrupción, los abusos y tanta mala noticia que mata a mi América querida. ¿Donde esta el bien? ¿Donde estarán las noticias sabrosas, las blancas, las positivas?
Niños sentados en bloques de concreto recibiendo sus primeras letras, con la cara que denota hambre, que denota pobreza. ¿Qué comerán estos niños? ¿Habrán comido hoy?
Eterna muerte que ronda sin avisar, rocía un bus del transporte urbano. Si, nuevamente. El cadáver del piloto sentado, con la cabeza en el timón, viste una camisa blanca bien planchada y un pantalón de mezclilla azul. Un par de tiros le arrancaron la vida y al parecer unos cuantos pesos también. ¿ Porque? ¿El asesino estaría tan desesperado?, ¿Era tan malvado, o un maldito animal asesino?
Narcotraficantes y políticos enredados en amores clandestinos, ¿Que acaso esto no era ya típico? Expuestos al amor del dinero y el poder (si no es lo mismo). Ayudados los unos a los otros, no solo en hacerse los ciegos y pasarse de vivos, también matando a la juventud con drogas que no solo son adictivas sino también efectivas asesinas. ¿Cómo matar a tanta rata? ¿ Como frenar tanto trafico, tanta adicción?
Tenia tatuajes en la cara. ¡En la cara! Y nada en la cabeza eso estimo. Sus pantalones le caían a media nalga a medio pubis, y una playera blanca de manga corta revelaba su historia: marero. Sus ojos perdidos en algún punto o con algún Dios extraño. No hablaba , por lo menos no con su lengua, no de forma sonora. Hablaba o mejor dicho se comunicaba con las manos, y movía los dedos haciendo señales estupidas. Había sido arrestado cuando se tropezó en un hoyo de esas nuestras hermosas banquetas. Entre el escapar de la policía y de la rabia de unos vecinos se fracturo el tobillo y de allí no avanzo, allí cayo este pandillero. ¿Qué hacer con estos? ¿ Como frenarlos o talvez eliminarlos? Estos ya no tienen salvación. ¿Cómo evitar que pudran mas secciones del país? ¿Cómo protegerse de estos que no conocen buen Dios?
¿Como puedo olvidar, como puedo respirar en paz, como dejo de pensar cuando me cae la bala o el chuchillo, el secuestro o la extorsión? ¿Cuándo me tocara una gota o un diluvio de la tragedia de esta nueva guerra que trajo la ansiada Paz?







1 comentario:

The Black Wizard dijo...

si hay un dios algo tiene que hacer vos... si hay un dios tiene que aparecer... dice una canción por alli, el dilema de la existencia humana, la maldad y la vida se desata todos los dias en la prensa guatemalteca